Blog

Claves para conseguir el ahorro antes de hacer una inversion

¡Compruébalo aquí y ahora!

VER OFERTAS

Comparador Seguros de vida

(Click para desplegar el formulario)
Somos especialistas solo en seguros de vida. Consigue el precio de más de 10 compañías de seguros de vida de España
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
¿Cuál es tu móvil?:
(Enviamos resultados en un SMS)
*Todos los campos son obligatorios
Seguros de vida segurchollo

Un artículo interesante para los “no versados” en la materia, como yo por ejemplo, que cuando me hablan de productos de inversión no quiero saber nada porque todos al final conllevan un riesgo, para mí innecesario, ahora bien, si estás bien asesorado no tienes porque perder siempre y yo siempre lo veré como un complemento a mi jubilación, eso hoy… pero quizás mañana sea mi única fuente de ingresos.  Por eso conviene leer este artículo y decidirse ya por un producto u otro.

“La necesidad de ahorro se hace más patente en tiempos de crisis, cuando el ciudadano tiene que hacer frente a gastos imprevistos y la situación financiera no le permite contar con excedente en su cartera. Ahora que parece más calmado el temporal es cuando hay que demostrar lo aprendido y guardarse las espaldas. Con esta conclusión, muchas personas han decidido adentrarse en el mundo de la inversión para generar un dinero que les permita cubrirse de cara a posibles eventualidades.

Los expertos defienden las bondades de la inversión a la hora, sobre todo, de hacer frente a gastos futuros como por ejemplo la jubilación, más aún si tenemos en cuenta, en este caso, que el fondo de reserva de la pensiones se quedará sin recursos a finales del próximo año.

Pero antes de lanzarse al mundo del inversor es necesario tener en cuenta una serie de premisas

Saber qué tipo de inversor se es supone el primer paso antes de lanzarse y adoptar una decisión. Para ello, es fundamental analizar la situación económica del futuro ahorrador (situación personal, liquidez, deudas…) y hacer una planificación financiera para conocer las necesidades que se le van a plantear. Y hay que ser honesto con uno mismo y analizar cuánto riesgo puede asumir -desde el punto de vista financiero y también desde el psicológico; es decir, cómo va a reaccionar, con qué grado de nerviosismo, ante unas eventuales pérdidas- y cuáles son sus necesidades reales ahora y en el futuro. No se puede obviar que la situación personal puede cambiar en cualquier instante, por lo que es preferible dejar un margen holgado al hacer una estimación. Más vale contar con un cómodo colchón de seguridad que pillarnos los dedos.

La figura del asesor es una de las más controvertidas, pero también necesaria. Algunos de los escándalos financieros más recientes contaban con la mala gestión de un asesor, quien movido por sus propios incentivos no tuvo en cuenta que su obligación era sacar la mayor rentabilidad de una manera segura para su cliente. Pero los garbanzos negros no pueden deslucir el relevante trabajo que realiza la mayoría de estos profesionales. Por eso, los expertos consideran fundamental olvidarse de desconfianzas y contar con un buen asesor, sobre todo cuando el futuro inversor carece de conocimientos en finanzas.

Para asegurarse de su valía, es determinante exigir la mayor información y transparencia durante todo el proceso y elegir al que más se adapte a las necesidades del ahorrador. Se deben tener en cuenta también las comisiones que cobra, los mercados que cubre y asegurarse de que cuenta con un servicio de atención al cliente eficiente.

Pero, como todo en la vida, cuanto más conocimiento se tenga sobre cómo funcionan las inversiones más control se tendrá sobre cómo se están gestionando nuestros ahorros. Por lo tanto, es fundamental que el inversor se forme de manera continua para saber lo que está sucediendo con su dinero.

Este es un punto relevante en el que basar la decisión de elegir un producto u otro, ya que depende de las necesidades que se quieran cubrir y en qué momento se quiere hacer: comprar un piso, enviar a los hijos a la Universidad, planear la jubilación… Además, junto al riesgo, es el elemento más importante para calcular la rentabilidad que nos ofrezca dicho producto. Los expertos recomiendan un mayor horizonte temporal dado que la rentabilidad es mayor, pero, como hemos señalado, todo depende de las necesidades del ahorrador. Los tiempos que establece el mercado son: corto plazo, cuyo vencimiento es a menos de un año; medio, se centra entre los dos y cinco años; largo, que se estima para períodos que rondan los diez años; y muy largo plazo cuando hablamos de más de quince años.

Más importante que cualquier otro elemento es el riesgo que el inversor puede asumir a la hora de elegir un producto. Para ello partimos de la base de que malos resultados puede haber en todo tipo de productos y se trata de un punto claramente ligado al horizonte temporal que se plantee el inversor. Hay que tener en cuenta que a mayor riesgo mayor rentabilidad, pero a veces se obvia que también es mayor la pérdida. Se recomienda diversificar la inversión para reducir el riesgo, ya que cuanto más amplia sea la cartera de inversión menor será la probabilidad de perder demasiado dinero.

Dependiendo de la decisión que tome cada futuro inversor, será considerado de perfil conservador si su prioridad es conservar su capital y su liquidez; moderado, si valora la oportunidad de obtener rendimientos atractivos, pero no desea exponer su capital en activos que ofrezcan un riesgo alto; y arriesgado, si está dispuesto a arriesgar una gran parte de su capital en activos que suponen un alto riesgo.

  • Depósitos bancarios y activos monetarios. Activos que cuentan con una liquidez envidiable.
  • Inversiones directas en bonos y acciones. Los bonos se aconsejan para quienes quieren lograr objetivos a medio o largo plazo.
  • Instituciones de inversión colectiva. El activo idóneo de cara a llevar o realizar las inversiones que disponen de carteras muy diversificadas.
  • Unit-linked. Un producto constituido como un seguro de vida o ahorro que pierde algo de rentabilidad, pero que permite al cliente rescatar el dinero en cualquier momento.
  • Fondos de pensiones. Muy parecido a los fondos de inversión. Al carecer de personalidad jurídica, intervienen una serie de instituciones para garantizar de esta forma su funcionamiento.
  • Pólizas de seguro de riesgo. Cubren contingencias para casos como enfermedad, fallecimiento, responsabilidad civil…
  • Pólizas de ahorro. No gozan de gran liquidez. Sin embargo, la posibilidad de que la compañía de seguros pueda anticipar cantidades a cuenta le convierte en un producto de liquidez considerable.
  • Plan de ahorro 5. Cuentas de ahorro en las que se pueden realizar aportaciones de 5.000 euros anuales que no podrán ser retiradas hasta cinco año y que están exentos de tributación.
  • Y, por último, el Plan Inversión de Ahorro Sistemático, PIAS, que trata de pagar primas anuales no superiores a los 8.000 euros para obtener, pasados diez años, una renta vitalicia que sirva como complemento a la jubilación.”

Fuente:www.elcorreo.com

¡Compruébalo aquí y ahora!

VER OFERTAS

Comparador Seguros de vida

(Click para desplegar el formulario)
Somos especialistas solo en seguros de vida. Consigue el precio de más de 10 compañías de seguros de vida de España
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
¿Cuál es tu móvil?:
(Enviamos resultados en un SMS)
*Todos los campos son obligatorios
Seguros de vida segurchollo

Esto también te interesará

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies