¿Cubre el seguro los daños por el terremoto en Granada?

Al igual que en el artículo anterior hacíamos referencia a los daños causado por «FILOMENA» a continuación explicamos los pasos a seguir para reclamar los daños ocasionados por los terremotos de Granada.

Los terremotos en España están cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros, organismo que depende del Ministerio de Economía, que hace frente a una serie de daños extraordinarios siempre que el riesgo esté cubierto por una póliza de seguros.

 

Ocho terremotos en una noche

“Hace muchos años, desde el verano de 1979, que no se vivía en Granada una noche como la pasada”. Así se expresa Genaro Sánchez, presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Granada y también del Consejo que agrupa a todos los mediadores colegiados de Andalucía. “La gente de varios municipios ha salido a la calle en bata y pijama después de dos nuevos movimientos sísmicos que se han dejado sentir y han elevado la preocupación por lo que podía pasar”, explica Sánchez, que vive la realidad como ciudadano y como profesional, ayudando a sus clientes afectados a resarcirse a través del seguro de los daños que está causando los terremotos de los últimos días.

A medida que se suceden los temblores en la zona, se incrementa la lista de daños, por el momento de escasa importancia. El presidente de los mediadores granadinos asegura que tras el primer temblor fuerte del sábado “detectamos alrededor de 400 afectados en los municipios de Santa Fe y Atarfe con daños materiales de poca importancia”. Solo una persona, un varón, resultó herido a causa de los escombros que provocó la caída de una chimenea. Todavía no tenemos datos de los últimos terremotos, pero es evidente que la lista de afectados sigue creciendo”, afirma Sánchez.

 

La importancia de acreditar los daños, ya que la carga de la prueba corresponde al asegurado

El Consorcio de Compensación de Seguros  iene un procedimiento para valorar los daños causados y una serie de trámites que “es fundamental seguir para poder cobrar cuanto antes los daños”, asegura el experto en seguros.

Para cumplir este objetivo es necesario seguir una serie de pasos correctamente y evitar sorpresas desagradables en el momento de la indemnización:

 

1) Comunicar lo sucedido a nuestro mediador de seguros

Si hemos contratado el seguro a través de un agente o corredor de seguros, hemos de comunicarle lo sucedido y seguir sus consejos. En circunstancias como esta, la mayoría de estos expertos, además de asesorar a sus clientes, se encargan de dar de alta el siniestro en la plataforma del CCS. “Cuanto más rápido se comunique el siniestro antes recibirá el cliente el pago por lo daños”, afirma Sánchez. Especialmente en casos en los que son muchas las personas afectadas como sucede con las grandes tormentas.

Si no hemos contratado la póliza con un mediador, debemos dirigirnos a la empresa o lugar, físico o digital, en el que contratamos la póliza y confiar que nos apoyen en las gestiones. En último caso, también nos podemos dirigir directamente al CCS a través de la web www.consorseguros.es o llamando al teléfono 900 222 665.

 

2) Dejar constancia documental de los daños

Debemos fotografiar y, si podemos, grabar en vídeo, las imágenes que dejen constancia de los daños que hemos sufrido. Genaro Sánchez recuerda que “la carga de la prueba siempre corresponde al asegurado”, por lo que es importante antes de iniciar las labores de limpieza o desescombro que documentemos lo sucedido.

 

3) Pedir presupuesto y tener factura de las reparaciones

A diferencia de lo que sucede cuando reclamamos directamente a nuestra aseguradora, el CCS no cuenta con reparadores. Esta se limita a peritar los daños y pagar la indemnización de acuerdo con la póliza que tenemos contratada. Por lo que, en la mayoría de los casos, el asegurado debe adelantar los costes de la reparación.

Si la reparación no es urgente, podemos esperar a la visita del perito del CCS, presentarle los presupuestos de reparación y evitar así sorpresas por posibles desacuerdos en el valor de la intervención realizada. Pero en casos en los que se acumulan los siniestros, los peritos del Consorcio no dan abasto y su visita se puede demorar. “Si el seguro está bien hecho, el CCS se hará cargo del importe”, aclara Sánchez, pero es importante que tengamos factura legal de todas las reparaciones realizadas o de cualquier otro gasto vinculado.

 

Los profesionales del seguro elogian el funcionamiento del Consorcio

El presidente de los mediadores granadinos asegura que “el CCS ha mejorado mucho en los últimos años y los trámites se resuelven cada vez de una manera más ágil y satisfactoria”. Siniestros que antes tardaban meses en resolverse “se resuelve desde hace tiempo a veces en unas pocas semanas”. Con todo, Sánchez considera que es importante que mediadores, compañías y el propio CCS “avancemos para crear protocolos que nos permitan ser más diligentes y eficaces cuando se produce un siniestro como una DANA, inundaciones o terremotos, que son daños que atiende el seguro.

Esta satisfacción por el funcionamiento del CCS la comparten también en otra zona de actividad sísmica y, sobre todo, afectada por tempestades ciclónicas atípicas, como es Murcia. En 2011, un terremoto dejó un rastro de destrucción y dolor, con 9 víctimas mortales, en la localidad de Lorca. El CCS atendió alrededor de 28.000 solicitudes de reclamación de daños asegurados por un valor superior a 500 millones de euros.

Juan José Martínez, secretario del Colegio de Mediadores de Seguros de Murcia, asegura que “el CCS se portó muy bien en aquella ocasión, como lo viene haciendo en todos los siniestros que le afectan”. Martínez explica que algunos damnificados “recibieron el dinero en cuestión de semanas y ni siquiera tuvieron que adelantar el dinero para hacer frente a las reparaciones”. La solución a otros casos, los más complejos, requirió más tiempo, meses e incluso años y es posible que alguno todavía este sin resolver”, apunta Martínez.

Para poder reclamar al Consorcio es imprescindible que tengamos contratado un seguro que cubra los daños sufridos, materiales y personales, y que esté al corriente de pago. En estos días de miedo por la situación que se vive en Granada, mucha gente sin seguro se dirige a los mediadores para contratar una póliza. Genaro Sánchez asegura que “los mediadores les asesoramos sobre el seguro que necesitan, pero también les informamos que deben pasar siete días desde que se firma la póliza hasta que el CCS se responsabiliza de un siniestro extraordinario”.

 

Fuente: lavanguardia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elige el seguro en el que quieres ahorrar