Blog

El seguro de vida evita que siete familias pasen apuros con la hipoteca

¡Compruébalo aquí y ahora!

VER OFERTAS

Comparador Seguros de vida

(Click para desplegar el formulario)
Somos especialistas solo en seguros de vida. Consigue el precio de más de 10 compañías de seguros de vida de España
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
¿Cuál es tu móvil?:
(Enviamos resultados en un SMS)
*Todos los campos son obligatorios
Seguros de vida segurchollo

El seguro hipotecario de vida garantiza el pago que queda pendiente en caso de que el asegurado fallezca o sea víctima de un siniestro que lo incapacite para afrontar esa obligación (seguro de vida + seguro de incapacidad). Con estos productos se evita traspasar a otras personas, ya sea la pareja, los hijos o los padres, las obligaciones de cuotas de la hipoteca en el caso de sufrir un siniestro que impida al titular seguir haciendo frente a los mismos. En cualquier caso, volvemos a recordar que estos seguros NO SON OBLIGATORIOS, aunque el banco los imponga para conceder un préstamo hipotecario.

“Cuando uno decide hipotecarse no está obligado a contratar ningún tipo de seguro. Ni de vida ni de hogar. A pesar de que la banca juega con su contratación para dar luz verde o carpetazo a una operación o reducir los diferenciales, lo cierto es que alguien que decide hipotecarse podría, perfectamente, no contratar ninguno de estos productos.

El Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros sostiene que “la legislación vigente no impone con carácter general y de forma directa al deudor de un préstamo hipotecario la obligación de contratar seguros sobre el inmueble hipotecado”. Otra cosa es que sea aconsejable, como sostienen los datos.

Unespa, la Asociación Empresarial del Seguro, estima que cada año mueren en España 2.400 personas que tenían contratado un seguro de vida para responder al pago de su hipoteca. O dicho de otra forma, cada día, el seguro de vida evita que siete familias pasen serios apuros económicos, como, por ejemplo, poder hacer frente a la cuota mensual de la hipoteca. 

El seguro de vida con cobertura de fallecimiento que se suscribe al contratar una hipoteca cumple una misión de protección del patrimonio de gran importancia para aquellas personas que ven cómo muere un familiar cercano (habitualmente, alguno de los padres o el cónyuge). Estas pólizas saldan la deuda pendiente con el banco y, de esta forma, evitan que el hogar sufra estrecheces económicas al haber perdido los ingresos que generaba el fallecido y que permitían atender al pago del préstamo. Unas dificultades económicas que, sin la cobertura del seguro de vida, podrían llevar al impago hipotecario y, posteriormente, a la ejecución hipotecaria y pérdida de la vivienda.

La actuación de estas pólizas de vida se encuentra estrechamente ligada a la vigencia del préstamo. La cohorte donde se dan más casos de fallecimientos son las personas con una edad comprendida entre los 50 y los 59 años, seguida por aquellas de entre 40 y 49. Entre las personas de mayor edad se dan muy pocos siniestros porque habitualmente mueren cuando ya han terminado de pagar su casa y, consecuentemente, el seguro ha dejado de estar en vigor.

 Las familias jóvenes son, sin embargo, las que más se benefician de este seguro, puesto que suelen ser las que tienen importes pendientes de devolución más elevados. Según Unespa, el coste medio de un siniestro de vida para una persona de entre 20 y 29 años es de 63.733 euros, mientras que los que se encuentran en la treintena dejan deudas pendientes por 60.441 euros de media.

No obstante, la realidad muestra que apenas un 23% de las pólizas tiene un capital asegurado de más de 60.101 euros, mientras que en el 44% de los casos dicho capital no supera los 18.000, según ICEA, el servicio de estadísticas y estudios del sector seguros en España. “Tres millones de las antiguas pesetas. En los años 80 nos movíamos en esos mismos capitales, una cantidad, a todas luces insuficiente en caso de problemas”, apunta Carlos Lluch.

Otro hecho destacable es que tres cuartas partes de los siniestros se producen entre personas que llevaban ocho años o menos aseguradas. Es decir, era gente que todavía tenía importes relevantes pendientes de devolución.

¿Cómo elegir el seguro correcto?

“La banca es el gran distribuidor de seguros de este país ya que obliga al futuro hipotecado a cubrirse ante este tipo de riesgos. Es muy poco habitual que el cliente decida acudir a un mediador de seguros para informarse. En primer lugar, porque el banco prácticamente le obliga a contratar estos seguros o bien porque en España no tenemos esa cultura de pensar que podemos dejar a nuestra familia colgada si nos pasa algo”, añade Lluch.

Un 23% de las pólizas tiene un capital asegurado de más de 60.101 euros, mientras que en el 44% de los casos, dicho capital no supera los 18.000 Elegir un seguro de vida no es una tarea sencilla puesto que se trata de un producto complejo. Lluch recomienda analizar cuáles son nuestras necesidades para, a partir de ahí, poder tomar una decisión. “Siempre se hace lo que el banco quiere y no necesariamente puede coincidir con nuestras necesidades. Hay que pensar, reflexionar y dedicar un rato a analizar los diferentes escenarios a los que se pueden tener que enfrentar nuestros allegados en caso de un accidente o un fallecimiento. Y a partir de esta reflexión, buscar el producto más adecuado”.

Una vez realizada esta reflexión, antes de contratar el seguro de vida conviene comparar las condiciones que nos ofrece la entidad bancaria con las diferentes opciones del mercado. Es posible realizar una gestión rápida en compradores de seguros o acudir directamente a un mediador. En cualquier caso, el asegurado tiene derecho a contratar su seguro de vida con la compañía que crea conveniente.

Como se ha apuntado anteriormente, en ningún caso es obligatorio contratar el que ofrece el banco, aunque es muy probable que este condicione la concesión de un préstamo hipotecario a la contratación de un seguro de vida.

¿Qué debo saber antes de contratar un seguro de vida?

Rastreator.com ha identificado una serie de puntos a la hora de tener en cuenta antes de contratar un seguro de vida hipotecario:

1.- Gravan las cuotas mensuales, aunque de forma muy liviana, entre 10 y 30 euros al mes.

2.- Son seguros portátiles, no varían según la casa, sino según quién lo suscriba con respecto a una hipoteca. Si contamos con una hipoteca y la cambiamos como aval a otra vivienda nueva, el seguro de vida seguirá siendo válido y seguirá en las mismas condiciones.

3.- El seguro de vida en caso de dos cónyuges puede cubrir sólo a uno o a ambos.

4.- En caso de seguro de vida de cónyuges y con suscripción doble, si uno de los dos fallece, la prima del seguro tendrá de forma automática como beneficiario al otro cónyuge.

5.- En caso del seguro de vida para una única persona física, dicha persona lo tiene en control, es decir, puede delegarlo al morir a cualquier beneficiario que desee. En dicho caso, la entidad financiera tendría que hacerse cargo de pagar la hipoteca. Por eso es más caro el seguro de vida de suscripción única.

Por otro lado, y también importante, en el caso concreto de que el titular de la hipoteca fallezca, el heredero del inmueble puede aceptarlo sólo si le conviene, teniendo en cuenta su derecho a renunciar a él en virtud de la “herencia a beneficio del inventario”. Los expertos recomiendan estudiar bien todas las opciones y vender el inmueble heredado si el nuevo titular no puede hacer frente a los pagos de la hipoteca, con las plusvalías que esto conlleva.

También es importante estar al tanto de que, incluso cuando hayamos firmado una hipoteca con una entidad bancaria y hayamos aceptado un seguro gestionado por el mismo banco para garantizar la fiabilidad del pago, esto no es algo irrevocable. Después de un año, si vemos que el coste del seguro de vida hipotecario está por debajo de las ofertas existentes en el mercado, podemos revisar la situación y decidir si nos interesa mantener el seguro de vida con el banco o si nos beneficia más contratarlo de forma ajena a la entidad.

En el seguro de vida hipotecario, una vez que transcurre la primera anualidad, podemos efectuar cambios salvo en los casos de prima única ya que el pago total del seguro se realiza en el mismo momento de constituirse la hipoteca, y el importe se suma al capital del préstamo.

Fuente: www.elconfidencial.com

Comparador Seguros de vida

(Click para desplegar el formulario)
Somos especialistas solo en seguros de vida. Consigue el precio de más de 10 compañías de seguros de vida de España
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
¿Cuál es tu móvil?:
(Enviamos resultados en un SMS)
*Todos los campos son obligatorios

¡Compruébalo aquí y ahora!

VER OFERTAS

Comparador Seguros de vida

(Click para desplegar el formulario)
Somos especialistas solo en seguros de vida. Consigue el precio de más de 10 compañías de seguros de vida de España
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
¿Cuál es tu móvil?:
(Enviamos resultados en un SMS)
*Todos los campos son obligatorios
Seguros de vida segurchollo

Esto también te interesará

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies