Blog

Propósito contratar un seguro

¡Compruébalo aquí y ahora!

VER OFERTAS

Comparador Seguros de vida

(Click para desplegar el formulario)
Somos especialistas solo en seguros de vida. Consigue el precio de más de 10 compañías de seguros de vida de España
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
(Enviamos resultados en un SMS)
*Todos los campos son obligatorios
Seguros de vida segurchollo

El post sobre seguros de hoy no necesita entradilla PORQUE HAY QUE LEERLO ENTERO, y lo digo en serio, y no es porque el que lo escribe sea mi amigo, solo por eso NO, sino porque me encanta su vision de las cosas y sobre todo porque siempre (hasta ahora) logra sacarme una sonrisa con todos sus post. Ahí lo dejo.

PROPÓSITO #37: CONTRATAR UN SEGURO

Hoy en un nuevo post hablaremos de un propósito que no es para nada raro: contratar un seguro. Y es que la gente cada vez valora más sus bienes más preciados contra el riesgo de sufrir un percance que le impida seguir disfrutando de ellos. Entre estos bienes pueden estar un bien material (seguro no vida) y un seguro de vida.

Prestad atención a la palabra “riesgo” porque lo que realmente se compra al adquirir un seguro es la compensación en caso de sufrir un infortunio. Todo gira en torno al “riesgo” y puede sonar abstracto que lo flipas, pero es eso lo que está en juego: la posibilidad de que ese hecho fortuito suceda y nos trastoque los planes. Mucha gente aún piensa que con el seguro está tirando el dinero, pero cuando se atasca la arqueta (o como comúnmente se le llama al depósito aquel donde va todo lo que tiramos por el baño y la cocina) que – ¡mira que suerte!- te la han hecho justo debajo del salón, vienen las lamentaciones porque el camión desatascador cobra un ojo de la cara. Y ya si encima tienen que meter la camarita para saber dónde está el atranco, pues apaga y vámonos que lo mismo nos toca llamar a María de Mora y prostituirnos un poquito para pagarlo.

Ahora bien: ¿Qué seguro elegir? ¡Pues vete tú a saber!. Todo depende de lo que consideres tu bien más preciado. Pero empecemos por el principio: vamos a hacer un pequeño repaso a los seguros más curiosos del mundo y luego detallaremos lo más estándar (PD: lo haremos en plan gracioso porque es un tema pelín denso y hay que adornarlo en plan entrete que si no esto es infumable)

Seguros más raros del mundo

Partes del cuerpo

Pulgares: Fernando Alonso se ha asegurado los pulgares, pero si bajamos a la gente de calle todo el mundo puede asegurárselos so pena de perderlos. ¡Y vaya euro drama que le pase algo a tus pulgares! ¡El mundo se va a perder esos mensajes tan vitales que vas a dejar de mandar por wassap!

Piernas: suelen contratarlo futbolistas de renombre como Messi o Ronaldo, pero visto los últimos resultados del Mundial de Rusia, las compañías están pensando en dejar de contratarlos. Y es que ya no es una cosa de dinero – que a todos nos gusta mucho – ya es un asunto reputacional. Imaginaros que decís en el bar: “En mi compañía hemos asegurado las piernas de Cristiano” y todos sueltan una carcajada que el pirolo se te apretuja entre los cataplines.

Lengua: Gennaro Pelliccia, un catador de café que ni conozco ni me interesa, tiene la lengua asegurada en 10,9 millones de euros. Los del “Sálvame” también deberían hacerse una póliza de este tipo, a ver si un día no van a poder rellenar hacer el programa con esos contenidos tan triviales vitales que parece que quedan por la mañana a decidir qué mierda vaina loca van a hablar hoy, Mari Pili. Y ese talento hay que asegurarlo; que si no… a ver quién va a dedicarse a partir de ahora de poner demandas judiciales porque sí.

Trasero: Uno de los casos más virales, el trasero de Jennifer López, considerado el culo más famoso del mundo (vete tú a saber por quién). Cuenta la leyenda que el culo de JLo es tan, pero tan importante, que para las entregas de premios MTV la productora le manda una limusina para ella y otra para su culo. Y no tú, famosillo ibérico que te pones ese bañador cachulero y ya te crees VIP y eres una mierdetina pequeñita pequeñita.

Pelo: Jennifer Aniston tiene una póliza para proteger su cabellera que seguramente se lave con L’Oreal Paris que le nutre to el bulbo. Si tienes pelos de cierva también depende porque si eres cualquier hija de vecino pos como que no, pero si eres la nietísima de Franco, pos lo mismo sí.

Pelos del pecho: Tom Jones se aseguró la pelambrera por una pasta. Vete tú a saber pa qué. Se pensaría que las fans se lo iban a arrancar. Hombre, también hay mucha leyenda urbana construida por oscuros departamentos de marketing hasta arribita de tontacos, pero en principio se los aseguró porque le apetecería al chaval, no porque una leyenda urbana prometiera subirle las ventas.

Manos: ¿cuáles son las manos más importantes de España? ¡Pos las de nuestro Iker Casillas! (están aseguradas por unos 5 millones de euros). Las de De Gea no valen ni pa hacer un caldo en una aldea caníbal. Tal cual te lo narro.

Otros tipos de seguros curiosos

Seguro de vida para fallecimientos por ataques de risa: Sí, existe un seguro para compañías cinematográficas y salas de cine por si les demandan ante una muerte ocasionada por un ataque de risa durante la película. Tranquilos que eso no pasará con ninguna de Torrente, que puede ponerle muchas ganas, pero gracioso gracioso como que no. De todos modos este tipo de productos seguramente se comercialice en USA que son mucho de vivir demandando al próximo.

Seguro anti fenómenos paranormales: también llamado Spooksafe. Cubre el fallecimiento porque te pete la patata a causa de algún fenómeno paranormal (que veas un fantasma) a posibles consecuencias de un secuestro por los extraterrestres. No cubre que te vayas a por tabaco y luego vayas soltando que te han secuestrado los marcianos. No, eso no, que nos gusta mucho un cuento más que a un tonto una gorra a cuadros.

Seguro contra demandas de paternidad: Surgió en 1981, cuando David Lee Roth, vocalista de Van Halen la suscribió porque se conoce que le salía más económica la póliza que una caja de condones. Desconozco si Julito Iglesias tiene alguna, pero desde luego la compañía que se la haya suscrito se habrá arruinado esta vida y la siguiente.

Seguro anti-amor y anti-boda para actrices

Una compañía cinematográfica también puede contratar un seguro en Lloyd’s, la agencia con la concentración de seguros raros más grande, por el importe que sea, contra la posibilidad de que su actriz central se enamore, se case, y les deje tirados durante el rodaje de una superproducción de esas que luego no va nadie a ver al cine porque anda que no son caras las entradas.

¿Y qué seguro contrato?

Pues el que quieras, hijo, que tengo que estar en todo. Seguros hay de todos los tipos y todos los gustos. Vamos a detallar los más comunes aderezándolo con salseo para mostraros “lo que la gente ha contratado” y “lo que la gente piensa que ha contratado”.

Seguro del hogar

Aquí hay que diferenciar entre “contenido” y “continente” ¿Ah, que no son lo mismo? Pos no. ¡Pos vaya por Dios! A ver: “continente” es asegurar todo aquello que forma parte de la edificación, las instalaciones fijas de agua, electricidad, etc. y “contenido” todo aquello que se encuentran dentro del recinto de la vivienda a asegurar. El seguro de hogar  cubre del riesgo de que la vivienda sufra daños como cortocircuitos eléctricos, rotura de cañerías, averías diversas, accidentes domésticos,  temporales o robos. También por la responsabilidad civil originada por daños o lesiones causadas a otras personas o a sus bienes desde nuestra vivienda.

Una nota al margen: el seguro de hogar NO es obligatorio, el de coches sí. Pero voy más allá: el seguro de hogar NO es obligatorio contratarlo con el banco que os de la hipoteca (bueno, el primer año sí que lo es), pero a partir del 2º año ya lo podéis cambiar dónde os dé la gana. Apuntároslo. Y otra cosa: NO es obligatorio tenerlo con los cabrones de la Caixa por más rollos que os suelte la de la sucursal.

Otra nota: aquí me dirijo a aquellos que viven de alquiler: si un día os entran a robar y os dejan en bragas, os tocará llamar al dueño para preguntarle el tipo de seguro que tiene. Seguramente os diga “continente” con esa vocecita que tiene, y os tocará ir al Primark a por bragas nuevas porque es deber del inquilino asegurar sus propios bienes (su contenido). Y es que es normal. ¿Dónde habéis visto a un casero que asegure las pertenencias de su arrendatario? ¡Ni de blas!

Hay compañías que llaman al seguro de Hogar como seguro “Multirriesgo”, pero no porque te cubran todo, sino que porque cubren todo tipo de riesgos (no es lo mismo)

Hay gente que por cualquier vaina llama al seguro: que al cuñado se le ha caído una copa y te ha roto el cristal de la mesa, pos llaman al seguro; que el crío con la pelota se ha cargado la mampara, pos llaman al seguro; que a tu madre le ha dado por perseguir un mosquito con la escopeta, pos llaman al seguro. A ver, hay que llamar al seguro cuando haga falta que pa eso se paga, pero no llaméis por cualquier mierda principalmente porque para valorar los daños tiene que venir un perito y anda que no dan el coñazo hasta darte la cita. Los siniestros pueden estar abiertos durante meses. Y, si finalmente viene el fontanero a arreglar la cañería, luego tendrá que venir el del suelo de madera a cambiarlo, luego el pintor, luego un par de mariachis a verificar que todo ha quedado bien y a cantarte una nana, y al final nos han dado las uvas y nos hemos plantado en el año siguiente sin darnos cuenta. No sé vosotros, pero si alguna vez tengo otra avería acabaré pagándola yo y mandando la factura para tramitar el reembolso que va a ser más rápido. Eso sí: primero mirad el tope de vuestra póliza, vaya que os liéis a hacer la reforma del Pardo y luego vuestro seguro tenga las coberturas mínimas. Cuidado ahí queridos.

Seguro del coche

No es que tengas que decidir si tenerlo o no porque en España el seguro de circulación es obligatorio, pero lo que sí es opcional es la Asistencia que la gente confunde una cosa con otra. Una cosa es que te pare la policía, no lleves el seguro, te an un puro bonito y la líes parda; y otra es que tengas un ciclomotor con seguro, te quedes tirado en el medio de la carretera, llames a la asistencia, te digan que no tienes la asistencia contratada, te cojas un mosqueo como una mona, amenaces a la operadora con que vas a partirle las piernas y que te vas a dar de baja y tu novia te mire con cara de “valiente novio mongolo me he echao”. No, querido, no. A ver, cuando uno contrata un seguro contrata también la asistencia a menos que te sobre el dinero o tengas un cuñado que tenga una grúa pa cuando te quedes tirado. Eso es así: recordad la palabra “riesgo”. La asistencia (o la grúa) es útil para cuando te quedas por ahí tirado a sabiendas que tienes una tartana. Si tienes un coche nuevo en garantía el cuento es distinto.

Garantía de la marca constructora

La marca constructora del vehículo incluye para todos los vehículos nuevos un seguro por la garantía de la marca original.

Para aquellos que se compran un jaguar nuevecito de paquete sólo deciros que también se averían, pero tranquilos que la asistencia de la garantía está ahí para ayudaros para cuando lo sacáis del concesionario y no sepáis ni donde está la rueda de repuesto. Vosotros llamad que se os atenderá como si fuerais Urdangarín que pa eso habéis pagado por un cochazo que os da derecho a tratar a la gente como os dé la gana (preguntadle a Belén Washington que le gusta mucho soltar: “usté no sabe quién soy yo”)

La asistencia de la garantía dispone de muchos servicios que os ayudarán a continuar viaje o a llegar a casa mientras os reparan el coche en garantía. Por ejemplo: medio de transporte (tren, avión o vehículo de sustitución). A ver, ya sé que tenéis un Aston Martin pero si es pleno verano, los concesionarios están cerrados por la tarde, y no hay disponibilidad de coches en las agencias, pues os vais a comer lo que haya, no os pongáis pejigueros. Si os ponen un Audi A3 pos vais que chutáis que no sois Maradona. Otra garantía de continuación de viaje es billete de avión para todos los ocupantes del coche (y si os ponéis pesados y es absolutamente necesario, la suegra y su perrete). Pues se trata de reservaros billetes de avión para volver a casa, no para que os vayáis de fiesta a Ibiza, que antes de quedaros tirados el plan no era ese. No vayáis de jeques árabes. Otra garantía, si no hay tren, avión ni coche de sustitución, es poneros un taxi que os lleve a destino. Una cosa antes: el taxista no es vuestro esclavo, que hay mucho abonado deslenguado que piensa que la humanidad está a su servicio.

Por último, para el caso de vehículos en garantía, tenéis derecho en algunos casos a un medio de recuperación de vehículo reparado. Imaginaros que habéis viajado al país vasco francés y ahí os habéis quedado tirados. Si el vehículo tenía más de 5 días de reparación en taller, seguramente ya estéis en casa y os llamen para deciros que ya está reparado. Pues llamáis al seguro de la garantía y que os organicen la repatriación en grúa. A ver: aún no se han inventado los viajes interestelares y tampoco las grúas van montadas en helicóptero, así que sacaros de la cabeza que el coche lo vais a tener al día siguiente. No. Seguramente os tarde un poquito, pero llegará. Luego ya si eso os peleáis con la marca porque vaya mierda de coche habéis comprado y estáis en vuestro derecho a patalear lo que os dé la gana en función de la educación que os hayan dado vuestros padres.

Extensión de garantía

Podéis contratarla para cuando veis que la garantía original se os va agotando. Tiene casi las mismas coberturas pero seguramente os pidan el libro de mantenimiento para garantizar que tenéis todas las revisiones en regla. Bueno, ¡qué digo! La garantía original del fabricante puede que os pida lo mismo si llamáis a la asistencia.

Seguramente haya más productos en la misma línea, tales como: seguro de neumáticos o seguro de extensión de garantía mecánica. Todo es que el concesionario os vaya informando de los distintos productos disponibles.

Consejito final: queridos amigos que vais en coche de empresa y, mira tú por donde, es un jaguar XS: si os quedáis tirados y la garantía os pone de sustitución un Citroën C4 pos sed humildes, porque lo mismo no hay gónadas a encontrar nada más. Ya sé que os creéis VIPs porque os encargáis de que el mundo lo sepa, pero si no hay disponibilidad pos llamáis a vuestra empresa y que os dejen otro. La garantía, los concesionarios y las agencias de alquiler hacen lo que pueden y no son el genio de Aladino que, solo porque deis tres gritos, os tengan que poner una alfombra roja y todo. No, chatos, no, que no sois Sharon Stone ni Mickey Rourke con esa cara que tenéis.

Otra cosa: cuando vayáis a la agencia a por un coche de sustitución recordad que os pedirán el DNI (intentad que no esté caducao que hay mucho kazurro que, por muy VIP sin estudios que seáis, muchas veces no sabéis ni dónde tenéis la cabeza), también os pedirán una tarjeta de crédito (vuestra, no la de vuestro cuñado, aunque puede valer) ¡ah! y que tenga fondos porque os bloquearán un importe como fianza. Ya sé que jode, pero jode más que os dejen un coche y, por ir haciendo el subnormal con los colegas, lo regreséis con alguna abolladura y claro, la agencia tiene que cobraros de alguna manera el estropicio, que esto no es una ONG. Puede ser que tengáis razón cuando protestáis que la fianza la pague la marca o el concesionario, pero al de la Asistencia poco le va a importar, que pa eso tenéis atención al cliente, para que deis rienda suelta a vuestra imaginación.

Seguro de anulación

¡Yuju! Hemos llegado a uno que me mola montón. Imaginaros que compráis dos entradas para ver a Maluma (¡qué bajiticas sois!) y un día antes Maluma se va con Cristiano Ronaldo de marchuqui y le ponen garrafón, se nos pone malito y vomita lo más grande. Pos no pasa nada porque os devolverán el importe, pero qué pasa si sois vosotros los que os ponéis malitos o pisáis mal y os descalabráis todo lo que se llama cara, por si habéis contratado el seguro de anulación llamáis antes a la asistencia y dais parte. Seguramente os pidan un informe médico de que no estáis intentando colársela al seguro y, si todo está correcto, os devolverán el importe que corresponda.

El seguro de anulación incluye todo tipo de eventos: conciertos, carreras, viajes, etc. Sólo leeros la póliza con las condiciones generales y particulares porque os vendrá bien si tenéis que hacer uso de él. Si sois tronistas de “Chachos, chachas y viceversa” que, por más que os diga que hay que leer, no lo vais a hacer porque estáis convencidos que se os saltarán los ojos.

¡Ah! El seguro debe comprarse al momento de comprar las entradas o billetes, no se vale comprarlo días después o cuando os enteráis que no vais a poder ir al evento o viajar. Eso es hacer trampa cochina y va a cantar un pelín.

Seguro de equipajes

Se usa cuando viajas, los cabrones del aeropuerto  os pierden las maletas y os quedáis con las bragas que lleváis puestas. Pues putada. Nada, pues llamáis al seguro para contarles vuestra vida y los planes que teníais de vacaciones (que seguramente nos mole montón oíros que estabais en Florencia y fíjate tú que me han perdido todo hasta la cámara esa tan carísima que llevaba y las gafas de Dior y la ropita de Dolce & Gabana… etc.), pos no seáis tan payasas que os pedirán factura de lo que llevabais y, si el seguro se da cuenta que llevabais una cámara de los chinos y unas gafas del todo a 100, pos se darán cuenta y haréis el canelo. Los del seguro no son tontos, que nos digáis que estabais de luna de miel y nos pilléis el día romántico, es otra cosa. Pero tontacos no somos, chaval, que luego vas quejándote de la corrupción en el país.

Este seguro no sólo cubre pérdida, sino que también deterioro o retraso en la entrega (del equipaje, claro)

Seguro médico de viaje

Si tenéis pensado viajar de vacaciones a USA, pilladlo por la gloria de vuestra madre porque si tenéis la mala suerte de poneros malos allí y acabáis en urgencias os vendrá de perlas. Que allí, ahora que está Trump, lo mismo sólo por veros con cara de extranjeros os crujen vivos con la factura del hospital. Tirad del seguro, no escatiméis en llamadas al extranjero que cualquier ayuda de vuestra aseguradora os vendrá bien, más aun si no os enteráis del idioma. La gente de la asistencia muchas veces os echará un cable importante porque se pondrá en contacto con los especialistas y con el personal del hospital, sea donde sea que estéis así que valorad eso.

El seguro médico de viaje cubre: gastos médicos por enfermedad o accidente (incluyendo intervenciones quirúrgicas de urgencia, pruebas médicas y medicamentos), transporte sanitario, repatriación, desplazamiento de un familiar, prolongación de estancia en hotel por enfermedad o accidente y envío de medicamentos no existentes en el extranjero.

Imaginaros que viajáis al Himalaya y os escoñais. Da igual donde vayáis a estar, en la asistencia siempre habrá alguien que hable todos los idiomas y os echará un cable importante. Recordad esto siempre. Da igual la hora, el idioma, las condiciones del sitio en el que estéis, si tenéis un teléfono al cual llamaros contad con ello.

¡Ah! Y leeros el condicionado: importante. Fijaros si tenéis la garantía de repatriación porque si en el sitio donde estáis no os pueden intervenir médicamente, os garantizarán la repatriación a casa donde os podrán operar o haceros el tratamiento que necesitéis. Todo es valorable, recordadlo.

En Londres el sentido de circulación es a la inversa, por eso la pintada del suelo. Como no te fijes al cruzar la hemos liao… ¿ves? ¡menos mal que pillamos el seguro de asistencia médica en viaje!

Seguro de asistencia jurídica y defensa legal

Imaginaros que en el piso de arriba vive el demonio de Tasmania – o lo que es lo mismo alguna vieja puta entrañable viejecita -, que os haya cogido ojeriza y se dedique a haceros la vida imposible tirando la basura por la ventana a la calle, dejando los grifos abiertos y/o dejando que el perro se os mee en el quicio de vuestra puerta. Llamad al seguro para que os asesore. Este tipo de seguro os servirá por problemas en el trabajo, en el colegio de los críos, por estafas en internet, por impago de alquileres, recurrir una multa, y por cualquier motivo donde preciséis la asesoría de un abogado sobre qué hacer.

Seguro de mascotas

A ver: este seguro es para cuando tenéis un chucho al que queréis más que a vuestro cuñado y queréis que, si se pone malito, os cubran los gastos del tratamiento u operación. Funciona del mismo modo que el resto de seguros: necesitáis el informe del veterinario y nada: si lo usáis espero que vuestro “peque” se recupere prontito.

¡Ah! también incluye la responsabilidad civil especialmente si la mascota es un perro de esos catalogados como peligrosos (aunque aquí lo único peligroso sea el dueño que no ha sabido educar a su mascota)

Seguro de plantas

Bueno, no sé si lo contrata alguien pero imaginaros que tenéis un poto – que os ha regalado Miguel Bosé con dinero blanqueado -, y pensáis que qué pasaría si se apesta con algún bicharraco. Pos llamáis al seguro y preguntáis por productos y coberturas. Honestamente aún no conozco a nadie que lo haya contratado, pero todo es preguntar. Si es que esto es así: ¿se te ha apestado la palmera que te has comprado en Ikea? pos de cabeza a una bolsa de basura, te compras otra y a correr.

Seguro de colectivos

Este seguro lo puede contratar un equipo de cualquier deporte, o un colegio de abogados, de arquitectos, médicos o ingenieros y tiene coberturas médicas. La única diferencia es que la cobertura será a todos los que conformen el colectivo.  Se puede contratar: seguros colectivos de vida, colectivos de accidentes personales y seguros colectivos de gastos médicos. Poco más.

Seguro de tarjetas de crédito

Se usa en caso de que os roben la tarjeta de crédito. Recordad que antes hay que anularlas llamando a la banca telefónica o por internet. También os servirá en caso de que os suplanten la identidad y comiencen a comprar bolsos de Luis Vuitton en Shanghái cuando vosotros en la puta vida habéis salido de Parla, o si de repente os dais cuenta que están comprando billetes de avión por vosotros a la costa azul o llegándoos SMS’s preguntándoos si autorizáis el cargo de 1500 € en el casino de Montecarlo. Pos rápidamente llamáis y canceláis todas las tarjetas. A mí solo 1 vez me pasó: empezó en plan: 1 cargo de 50€ en Foster Hollywood de Las Vegas (y pensé: “pero si acabo de llegar a casa más cansado que una perra, cómo puedo estar en Las Vegas y encima gastanto tan poco con lo que yo he sido”,  luego a los 10 minutos otros 180 € en NYC por una entrada al Madison Square Garden, luego otros 1000 € por un bolso en París de no sé qué diseñador de los huevos y ya me mosqueé pensando que se estaban dando la vidorra y yo como un pringado cenando lentejas. Así que nada: llamé rápidamente al banco, cancelé todas las tarjetas y todos los cargos se me devolvieron a los pocos días, más que nada porque era fácil demostrar que era imposible que hubiera estado a la vez en Las Vegas, NYC y en Paris. Lo único rescatable es que el que intentó robar mi identidad al menos tenía gusto porque,  como la del banco me hubiera dicho que los cargos habían sido en Chigüallante, me hubiera mosqueado como una mona pensando que me ha intentado robar una choni con ganas de comprarse un tractor.

El seguro de tu tarjeta de crédito incluye, entre sus coberturas: seguros de viaje, seguro de vida o fallecimiento, seguro daño o pérdida de equipaje, seguro por robo o extravío, seguro contra fraudes, seguro por accidentes en viaje y/o seguro de protección de compra.

 

Y poco más os puedo contar de los seguros. Os repito: no es un propósito raro, pero si tenéis algo que queráis mucho, valorad el riesgo de perderlo.

Nos vemos en el próximo post con más consejos que pa mí no tengo.

Fuente: www.elchicoturquesa.com

¡Compruébalo aquí y ahora!

VER OFERTAS

Comparador Seguros de vida

(Click para desplegar el formulario)
Somos especialistas solo en seguros de vida. Consigue el precio de más de 10 compañías de seguros de vida de España
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
(Enviamos resultados en un SMS)
*Todos los campos son obligatorios
Seguros de vida segurchollo

Esto también te interesará

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies